Archive | febrero 2013

Wat Pa Maha Chedi Kaew,

Wat Pa Maha Chedi Kaew también conocido como el “templo del millón de botellas” se encuentra situado en la provincia tailandesa de Sisaket. Su originalidad, de ahí su nombre, es que este templo fue construido con más de 1 millón de botellas de vidrio, a modo de ejemplo de reciclaje.

El Templo Budista construido con botellas de cervezas 02

El templo fue construido con botellas vacías de Heineken (de color verde) y Chang (de color marrón), que eran las preferidas de los lugareños de la zona. Inicialmente estas fueron utilizadas por los monjes para decorar sus celdas y poco a poco su uso se fue extendiendo hasta construir edificios como el propio templo.

Reciclaje de Heinekens y Changs

Para lograr semejante cantidad de botellas, los monjes, a modo de ejemplo de reciclaje útil, decidieron movilizar a los lugareños intentando conseguir las necesarias para el templo.

Escaleras - templo budista

beer-bottle-temple-lg_zps3d5d6ca8

Fuentes: Un templo budista construido por botellas

Jurassic Park de la ficción a la realidad

Cuando el fallecido Michael Crichton publicó “Parque Jurásico”, en 1990, describió cómo un grupo de científicos recreaba varios especímenes de dinosaurios a partir de muestras de ADN (contenidas en la sangre de un mosquito que los había “picado” hace millones de años) es posible que se estuviera imaginando un futuro como este. Sin embargo, la idea pese a tener cierto asidero científico, no dejaba de ser un argumento de ciencia ficción. No obstante, hay otros métodos que permitirían revivir especies extintas.

100906_mamuts_y_rinocerontes_lanudos_Maurio_Anton_large

Por primera vez en la historia, los científicos están hablando sobre la vieja idea de la resurrección, como una posibilidad. Aseguran que serán capaces de revivir un mamut por tan sólo 10 millones de dólares. Lo interesante del caso es que la misma tecnología podría usarse con cualquier otra especie, a condición de que se puedan obtener muestras de su pelo, cuernos, pezuñas, piel o plumas, con una antigüedad máxima de 60.000 años. Este es el plazo máximo en que el ADN se mantiene en condiciones viables para la clonación.

Una bola de pelo lanudo mamut. Los pelos como estos se utilizaron para secuenciar el genoma del mamut.

Una bola de pelo lanudo mamut. Los pelos como estos se utilizaron para secuenciar el genoma del mamut.

Si los especialistas son capaces de reconstruir el genoma de una especie extinguida, luego pueden determinar las diferencias genéticas que lo separan de su descendiente vivo más cercano.

Por ejemplo, encontrar qué diferencias genéticas hay entre un mamut y un elefante. Una vez hecho esto, un óvulo de elefante puede ser “modificado” para transformarse en un óvulo de mamut, que sería gestado en una hembra de elefante. Si todo sale bien, los mamuts podrían nuevamente poblar las estepas siberianas.

The New York Times

Fuentes: NeoTeo, The New York Times,